"Al permitir una recuperación más rápida y menos dolorosa, estas técnicas permiten tratar a muchos pacientes en régimen de hospital de día."

CIRUGÍA MÍNIMAMENTE INVASIVA

Las técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas son aquellas que minimizan el trauma relacionado con la cirugía, especialmente aquellas técnicas que evitan grandes incisiones, dando lugar a procedimientos con las menores posibles.

Son muchas las técnicas mínimamente invasivas que se pueden aplicar en coloproctología, que ha revolucionado la práctica quirúrgica en la especialidad desde la década de 1990. Ejemplos de técnicas mínimamente invasivas en coloproctología son los procedimientos colorrectales realizados por videolaparoscopia y las técnicas asistidas por video que se desarrollaron posteriormente.

En estas técnicas, equipos ópticos e instrumentos especiales permiten visualizar en detalle una estructura interna del cuerpo y manipularla con delicadeza, utilizando equipos dedicados.

De esta manera, a través de pequeñas incisiones, estos dispositivos se introducen en las cavidades del cuerpo y el cirujano puede visualizar todo lo que está haciendo en una pantalla, en tiempo real.

El interés por las técnicas mínimamente invasivas en coloproctología fue lo que llevó al Dr. Fábio a realizar su residencia médica en coloproctología en la Universidad Federal de Ceará, servicio dirigido por el Prof. Sérgio Regadas, quien se convertiría en su orientador de Maestría. El profesor Regadas fue el responsable de realizar la primera cirugía laparoscópica colorrectal en Latinoamérica, allá por 1991.

Sin embargo, las técnicas mínimamente invasivas en coloproctología no se limitan a procedimientos intestinales o rectales. Nuevas técnicas mínimamente invasivas han permitido tratar la enfermedad hemorroidal, las fístulas anales y los quistes pilonidales.

Además de estas técnicas, los nuevos enfoques asistidos por video permiten tratar las lesiones rectales por vía transanal. Es decir, operar el recto a través del propio ano.

La gran ventaja para los pacientes de las técnicas mínimamente invasivas es permitir una recuperación más rápida y con menos molestias, si se compara con una técnica convencional.

Y las ventajas no acaban ahí: al permitir una recuperación más rápida y menos dolorosa, estas técnicas permiten tratar a muchos pacientes en régimen de hospital de día.

El Dr. Fábio es un entusiasta de estas técnicas, habiendo sido pionero en muchas de ellas tanto en Brasilia como en Brasil. Técnicas como PPH y THD (para el tratamiento de hemorroides), LIFT y VAAFT (para el tratamiento de fístulas anales), STARR, POPS, TREMS y Apex Technique (para el tratamiento de rectoceles y prolapsos rectales), EPSiT y Bascom (para el tratamiento de quistes pilonidales) y TAMIS y TaTME (para el tratamiento de tumores rectales) son algunos que fueron iniciados por el Dr. Fábio.

La mayoría de estas técnicas ahora se realizan en nuestra propia Unidad de Cirugía Ambulatoria. Así, la mayoría de nuestros pacientes regresan a casa para su recuperación asistidos por nuestro equipo multidisciplinario.

Para obtener más información sobre nuestro Programa de Cirugía Ambulatoria, haga clic aquí.

Seta